DONA
AQUÍ

En 2018, tres maestras de Modelos Educativos Flexibles de la Institución Educativa Guadalupe en Medellín, unieron sus esfuerzos para poder resolver los conflictos de convivencia, agresividad, intolerancia y malos tratos que se estaban presentando entre sus estudiantes y generaban situaciones difíciles de manejar.  

En búsqueda de una solución encuentran el apoyo de del equipo de nuestra solución educativa Laboratorio Vivo Antioquia, el cual les permite comenzar a construir soluciones innovadoras a aquellos retos que enfrentan desde Aceleración del Aprendizaje, brindándoles una nueva perspectiva en donde los estudiantes son los propios líderes de las estrategias que mejoran la convivencia y crean un clima escolar favorable para el aprendizaje.  

Todo comienza con un paisaje narrativo…  

Para entender qué estaba causando aquellos problemas de convivencia entre los estudiantes, estas tres maestras transformadoras y el equipo de Laboratorio Vivo decidieron que los estudiantes construyeran narrativas en las cuales expusieran sus conflictos, necesidades, situaciones problemáticas desde sus realidadessiendo ellos quienes día a día viven las situaciones de cerca. Todo este ejercicio de narrativas es recibido por las maestras para analizarlas y así, que se convirtiera en el insumo necesario para comenzar con la aventura de prototipar las soluciones.  

Así es como ellas lograron formar una triada conformada por el manejo de emociones, la mediación y la convivencia, con la cual guían sus interacciones con los estudiantes. Gracias a esta triada que formaron, la Comisión de la Verdad nace y se hace una realidad: la primera propuesta de Laboratorio Vivo en el marco de Modelos Educativos Flexibles. 

¿Qué es la Comisión de la Verdad? 

La Comisión de la Verdad es un grupo conformado por los mismos estudiantes con el acompañamiento de los maestros, que tiene como objetivo principal solucionar de forma concertada los conflictos a través de la participación de la comunidad educativa, favoreciendo así la sana convivencia y creando entornos sanos para el aprendizaje de los niños y adolescentes. Gracias a la Comisión de la Verdad las conductivas disruptivas se han transformado en liderazgo positivo, siendo los estudiantes los mismos protagonistas de su cambio.  

La Comisión de la Verdad la conforman estudiantes con los siguientes roles:  Líder representante de grupo, victimario, victima, conciliador, testigos, secretario.  

En las sesiones de la comisión es debatido el conflicto y se llegan a acuerdos para mediarlo y solucionarlo. Por ejemplo, si un estudiante daño algunos objetos de la institución deberá repararlos y convertirse en el protector de dichos objetos, pasando de ser victimario a protector de su entorno.  

Es así como ya no existen problemas sino oportunidades de cambio alcanzando así victorias tempranas como: 

  • Fortalecer el trabajo colaborativo por grupos en el que los estudiantes crean los dispositivos que serán implementados en el aula para mejorar, por ejemplo, el respeto y atención en clase.  
  •  La promoción de espacios y momentos de convivencia que son planeados por los líderes de las comisiones, logrando dinamizar también su rol de liderazgo positivo. 
  • La Comisión de la Verdad como iniciativa y proyecto ha sido socializada en la Secretaría de Educación, ganó el premio brindado por United Way Colombia de dispositivos de innovación y participó en un taller nacional de transformación docente, siendo inspiración para otras instituciones educativas.  
  • Crearon una Fan Page en Facebook llamada Convivertual, en la cual comparten contenidos de convivencia y en la que debido a la contingencia generada por el COVID-19, realizaran una curaduría de contenidos para acercarse más a las familias con temas sobre juegos de convivencia, retos en familia, resolución concertada de conflicto, liderazgo y manejo de  emociones. 
  •  Han recibido acompañamiento pedagógico gracias a las formaciones de Laboratorio Vivo Virtual para seguir fortaleciendo su estrategia. 

En United Way Colombia estamos orgullosos de apoyar iniciativas como La Comisión de la Verdad y a estas tres maestras transformadoras que comprendieron la importancia de la educación socioemocional y la presencia de metodologías como gamificación y aprendizaje basado en retos, transformando su rol como diseñadoras de experiencias, para que los estudiantes a diario y el resto de sus vidas resuelvan los conflictos a través acuerdos, concertación, tolerancia, empatía y perdón.