DONA
AQUÍ

En los primeros ocho años de vida, los niños se enfrentan a muchos cambios importantes relacionados con los diferentes espacios de aprendizaje, grupos sociales, roles y expectativas. Uno de los momentos decisivos de mayor repercusión en la vida de los niños es el tránsito del preescolar a la educación primaria, ya que deben asumir e incorporar cognitiva, física y emocionalmente cambios de entorno, de prácticas y de relaciones, para lograr adaptarse a las nuevas experiencias que les proporcionará una nueva etapa escolar.

El objetivo de esta iniciativa, es implementar una ruta de articulación entre la educación inicial y la educación básica primaria, para fortalecer los aspectos pedagógicos, nutricionales, de gestión y desarrollo; facilitando la transición de los niños y sus familias, reduciendo la deserción escolar y repitencia. Así como creando un espacio de diálogo entre padres de familia, maestros e instituciones educativas, unidos por un mismo propósito: brindar el mejor acompañamiento posible a los niños y niñas en su trayectoria educativa.